La radiactividad es un fenómeno espontáneo de transformación de un nucleido en otro, con emisión de energía en forma de partículas o radiación electromagnética. Este proceso se conoce como desintegración radiactiva o decaimiento radiactivo.

Al radionucleido que experimenta el proceso se le denomina “padre” (P) y al decaer se convierte en el nucleido “hijo” (H), el cual puede ser estable o ser también radiactivo.

Por ejemplo, la radiactividad natural del 238U, es un proceso espontáneo de desintegración radiactiva que permite que se transforme de manera consecutiva en núcleos de Th, Ra, Po hasta llegar finalmente a Pb emitiendo partículas a, b y radiación g, con un período de semidesintegración de 4500 millones de años.

La radiación natural a la que está expuesta la población, proviene de la radiación cósmica, de la desintegración de isótopos radiactivos de la corteza terrestre.La radiactividad artificial fue descubierta en 1934 por los esposos Jean Frédéric Joliot-Curie e Irène Joliot-Curie, bombardeando núcleos de boro y aluminio con partículas alfa.